Ricardo Arjona y su Metamorfosis World Tour enloquecen a Durango

El cantautor guatemalteco cerró el Festival Revueltas 2012 ante 10 mil asistentes.

El cantautor guatemalteco Ricardo Arjona desprendió una sobrecarga de emociones al entregar una lluvia de éxitos consagrados como parte de su Metamorfosis World Tour en Durango, en un evento que formó parte del cierre del Festival Cultural Revueltas 2012.

Una vasta congregación de fans que aproximadamente sumaron 10 mil asistentes en la Plaza IV Centenario el sábado por la noche, se congregaron para apreciar un suceso inédito en Durango, la primera presentación de Arjona, quien vino bien acompañado de un numeroso grupo de virtuosos músicos, aunado a una carpa de circo como escenario, que logró recrear alegría y dinamismo en la única función que ofreció el cantante.

Pasadas las 21 horas y 45 minutos, con las primeras tonadas de la canción "Animal Nocturno", se abrió la cortina del escenario para recibir al cantante, entre destellos de luces y una pantalla virtual que desplegó imágenes, fotografías y animaciones cinematográficas para encender el ambiente.

Al momento de suscitarse una pausa, las porras entusiastas acompañadas de gigantescas pancartas emitiendo gritos, mensajes de cariño y piropos "cachondos", además de miradas efusivas con sonrisas afables, no se hicieron esperar para recibir al cantante durante la velada.

"Te quiero" fue la segunda pieza del rompecabezas de esta Metamorfosis, que alude a la develación de la treceava producción discográfica de Arjona denominada "Independiente", que es la primera gira anunciada desde diciembre de 2011 como artista en solitario sin disquera, después de más de 25 años de trayectoria.

"Hay amores", “Sin ti”, “Desnuda”, “Acompáñame a estar solo”, “Mi novia”, “La Historia del Taxi”, “Dime que no”, “Cómo duele” y “Sin daños a terceros”, continuaron la velada recreando una retrospectiva de éxitos.

Una serie de momentos entrañables similares a la de una postal del recuerdo, pudieron constatarse durante el concierto cuando el intérprete de "Te quiero", invitó a una dama de más de cuarenta años a subirse al escenario para entonar la canción "Señora".

Otro, fue la compañía de la compatriota del cantante, Gaby Moreno, quien no faltó a la cita para ser recibida con total algarabía y cariño por el público para entonar el hit "Fuiste tú", mismo que fue coreado al unísono de principio a fin.

"Te Conozco", "Si el norte fuera el sur" y "El problema", fueron las canciones que posteriormente se presentaron, dejando entrever los altibajos sentimentales que ha vivido Arjona durante su vida, ya que le cantó al amor, al desamor, a la tragedia y a la soledad.

"Minutos" y "Mujeres", fueron las canciones que cerraron con broche de oro el concierto, dejando un remanente de aplausos que sin duda dejarán huella en la historia de los Festivales Revueltas en Durango. VALIÓ LA PENA ESPERAR
El cantautor guatemalteco Ricardo Arjona desprendió una sobrecarga de emociones al entregar una lluvia de éxitos consagrados como parte de su Metamorfosis World Tour en Durango, en un evento que formó parte del cierre del Festival Cultural Revueltas 2012.

VALIÓ LA PENA ESPERAR
Con un retraso evidente de poco más de 45 minutos a la hora anunciada, un público desesperado, asoleado e irritado, pudo constatarse minutos previos al concierto.

Afortunadamente y como era de esperarse, la sencillez del cantante se hizo evidente al disculparse por la informalidad supuestamente por el retraso de su avión, haciendo que los niveles de reclamos de la audiencia y la desesperación se rebajaran.

INSEGURO Y MAL ORGANIZADO
Nuevamente las quejas y la descalificación por parte del público -específicamente ubicado por la calle de Bruno Martínez- hacia los organizadores del evento, hicieron eco. ¿Los motivos?, la pésima distribución y el número exagerado de sillas sobre la banqueta y el asfalto de la calle, logrando aglomerar la zona sin dejar pasillos despejados por si se llegase a presentar alguna emergencia.

Los filtros de seguridad por parte de los cuerpos policiales a la Plaza IV Centenario resultaron inútiles al instalarse demasiado tarde sobre el recinto, ya que desde las 9 y media de la mañana, ya había gente instalada apartando sillas para apreciar el concierto.

Y para rematar, es insólito que el Instituto de Cultura del Estado de Durango, como órgano rector en la cultura, se siga preocupando más en anunciar el lleno y el éxito de sus eventos inflando las cifras de asistentes a través de boletines institucionales, en vez de asegurar la integridad del público.

Es preocupante que en los eventos masivos presentados en recintos públicos como la Plaza IV Centenario, no se tenga la precaución ni el interés de blindar el área para no sobrellenar de personas el espacio.

Personas aglomeradas, por no decir, tumulto, constantemente dirigieron quejas por el sofoque presentado en el concierto. Afortunadamente no hubo incidentes, sin embargo, la cuestión es: ¿No valdría la pena anticiparse y evitar desgracias a futuro?.

Guardado en: