Numismática más que el valor de una moneda

A partir de este fin de semana Durango abrió las puertas del Museo Numismática a los duranguenses y turistas.

Dos mil diferentes tipos de moneda desde la época Virreinal, pasando por la Independencia, la época republicana el imperio, el porfirismo, hasta nuestros días es el recorrido que el Museo Numismática ofrece a la sociedad duranguense y a los turistas, desde el pasado viernes 23 de septiembre día en que la galería abrió sus puertas al público en general.

La Numismática, término que designa el estudio y coleccionismo de monedas y papel moneda emitido por una nación con el diseño oficial del país, proviene de la palabra latina "Numisma" y ésta del griego "Nomisma", de esta manera e interesados en la colección de monedas de todas las épocas del país, el Lic. Antonio Juárez, el Ing. Adán García y Raúl González Avelar, presidente, vicepresidente y secretario de la Asociación Numismática, fusionaron ese gusto para formar la Asociación Numismática a la cual pertenecen 25 personas más que a través de esfuerzo lograron hacer de un una visión una realidad.

A comodato los miembros de la asociación entregaron cada una de las monedas que nos dan un recorrido por las principales épocas de México, tan solo las monedas de Durango son muy conocidas, apreciadas y demandadas en todo el mundo, por la belleza, hechura y formación, aunque es importante decir que lo que más las hace especiales es su historia.

Las casas de moneda juegan si no el papel más importante si uno de ellos, siendo la creación de éstas el detonante económico desde 1801 cuando ya se contaban con dos casas en el país, las cuales fueron un factor muy importante que sirvió para desarrollar la economía de Durango.

UNA HERENCIA INVALUABLE
Tanto Juárez, García y González, heredaron la mayoría de las monedas de sus familiares "en mi caso herede algunas monedas de mi padre, desde hace 50 años y la fui acrecentando, hasta que se juntó una cantidad importante" señaló uno de los numismáticos.

UN RECORRIDO POR LA HISTORIA
El Museo de Numismática en Durango, da la bienvenida al visitante con un real llamado "Carlos y Juana la Loca" acuñado en México en 1542 elaborado en plata, a un costado se encuentra postrado el medallón de plata sin fecha mismo que tiene en ambas caras un galeón español; a mano derecha se pueden observar claramente las "Monedas Macuquinas", las cuales a pesar de que eran poco regulares en su forma, tenían un peso exacto, eran cortadas a cincel o tijera; a un costado las llamadas "Monedas de busto" con el grabado de perfil del monarca en el poder, la "Moneda Columnaria" por su parte muestra como característica dos columnas con dos listones que dicen "plus ultra" datan de la época del imperio español, las mismas Monedas Acuñadas por el general José María Morelos también forman parte de la colección.

Siguiendo por el lugar nos encontramos con monedas del año 1822 y 1823, del primer Imperio Mexicano de Agustín Iturbide, las cuales tenían el busto del monarca y por el reverso un águila coronada, una de las monedas más raras en existencia es la de cuatro reales dado que su acuñación fue escasa, sin embargo popular entre la gente de escasos recursos.

Las monedas de 8 reales de la época de la República, nos trasladan al otro lado de la historia del país, al igual que las llamadas "de fraile" que eran las más comunes que se daban en los templos y eran las de menor equivalencia a las que le siguen las "Monedas Juarista o de Balanza", pero sin duda, llama la atención el "Peso Porfirista o Fuerte " que tuvo una mayor aceptación en el país y en el extranjero, como una divisa mundial.

Durante el recorrido se puede apreciar "el papel billete o también llamado bilimbiques" mismos que se emitieron en la época de la Revolución su valor fluctuaban en denominaciones de 20, 25 y 50 centavos, así como de 1, 2, 5, 10 y 50 pesos, aunque en varias épocas se utilizaron los famosos pagares y letras de cambio, de las cuales se puede constatar su existencia en el Museo.

Trasladándonos a la actualidad se encuentran postradas dentro de las vitrinas las monedas conmemorativas del Papa Juan Pablo II en Durango, para finalizar con algunas medallas conmemorativas del estado, las cuales se elaboraron por única ocasión para recordar a personajes y sucesos de gran relevancia en cierto momento de la historia.

Como un complemento se ponen a la vista del visitante cinco calculadoras de los años 1916 y 1926, mismas que eran utilizadas en las famosas casas de moneda.

En un recorrido que dura alrededor de 10 a 15 minutos se puede conocer la época Virreinal, pasar abruptamente a la independencia, luego el imperio, a lo que le sigue la República con Guadalupe Victoria, la Reforma con Benito Juárez, el segundo imperio de Maximiliano, la reestructuración de la República, de ahí en adelante el Porfirismo, la Revolución y finalmente la época moderna que vivimos.

Durango es uno de los pocos lugares del país que cuentan con un Museo Numismático además de Mérida y México donde se encuentra el Museo más grande que es el del Banco de México siendo este el más importante del país con 400 mil piezas.

REEDICION DEL LIBRO
"Historia Numismática de Durango" de la autoría de Raúl González Avelar, habla de los 85 años que funciona la casa 1811 a 1995, trae todas las monedas que se manejaron en esos años, dicho trabajo literario esta en proceso por lo que se tiene la idea de poner en venta en próximas fechas.

A pesar de contar con 2 mil monedas existentes dentro del museo, los integrantes de la Asociación están proponiendo un fondo para que el gobierno del estado compre las monedas que faltan, mismas de las que no se tiene un número exacto, aunque la realidad es que la cantidad faltante es considerable.

Guardado en: