GAME OVER: Assassin’s Creed: Revelations: El final de una trilogía

Tal vez la desarrolladora Ubisoft nunca creyó que su primera entrega Assassin’s Creed (2007) fuera a convertirse en una de sus más exitosas franquicias, ya que Assassin’s Creed: Revelations (Revelaciones) es el quinto título oficial de la saga.

Como en las anteriores entregas, este nuevo título se sitúa donde lo dejó el último juego (AC Brotherhood), con un Desmond Miles en coma tras los incidentes con el Animus en donde apuñaló a Lucy, tratando de evitar que muera nuevamente para reconstruir todos sus recuerdos y cambiar este hecho. Esto significa que nuevamente encarnará a sus antepasados Ezio y Altair.

La historia comienza en Masyaf, lugar de origen de Altair (primer protagonista de la saga), en donde Ezio burlará una vez más a la muerte y descubrirá un antiguo artefacto sellado, el cual le llevará a la ciudad de Constantinopla para descubrir las cinco llaves ocultas de la biblioteca de Masyaf escondidas por su antepasado Altair. Aunque en la ciudad se topará con un ejército de Templarios quienes se rehúsan a la derrota.

A pesar de que vemos a un Ezio ya mayor de edad con respecto a su anterior aventura, sus habilidades físicas disminuidas se ven compensadas por un sinnúmero de armas, nuevos artefactos y nuevas habilidades en el combate, las cuales nos ayudarán para completar esta travesía. Uno de los puntos a destacar del juego es que la historia nuevamente se centra en Ezio, aunque podremos jugar con Altair y Desmond en ciertas partes de la historia.

Como ha sido costumbre en estas entregas, los detalles de la ciudad de Constantinopla son altamente detallados y minuciosos, ya que a diferencia de los anteriores escenarios en esta hay una mayor afluencia de diferentes culturas dado que la ciudad fue un importante centro cultural y comercial de Europa y Asia, y esto le agrega un extra a los personajes que interactúan en la ciudad.

En torno al aspecto gráfico, el juego nos ofrece muchos detalles los cuales nos hacen olvidar que estamos jugando un videojuego, dados los personajes con los que podremos interactuar, así como los lugares que exploremos, los cuales nos dan una gran panorámica del acabado y detalles minuciosos que los desarrolladores han empleado para el juego.

El modo multiplayer respeta la esencia de su anterior entrega (AC Brotherhood), en donde tendremos que utilizar nuestra habilidad para darle fin a otro asesino y escapar de nuestros perseguidores.

A pesar de que Assassin’s Creed Revelations es una entrega “más” de la saga, no se puede dejar de mencionar su gran acabado gráfico en materia de la recreación de la ciudad, así como los detalles de los personajes del juego. Sin lugar a dudas un gran final para esta historia, de la que no dudemos escuchar más de ella en el futuro.

Guardado en: