“Cayendo el muerto y soltando el llanto”, no vamos a fiar: Frijoleros

Que bueno que vino el de los recursos, porque eso nos da certidumbre para nosotros ampararnos, añade Andrés Fernández

Hacen falta los comercializadores, pero siempre habíamos pedido que no “agandallen” al campesino y con este anunció que hace Aserca y el Gobernador, Jorge Herrera Caldera de fijar el precio piso del frijol nos da garantías, aunado a que sabemos que se asignó un recursos para la compra del producto y no vamos a fiar, aquí, “cayendo el muerto y soltando el llantó”, afirmó el presidente el Sistema Producto Frijol en el estado, Andrés Fernández Domínguez.
Luego del anunció que hizo Baltazar Hinojosa Ochoa de pagar el kilo de frijol negro a 10 pesos y el pinto a 12 pesos, el líder dijo que este precio le deja un margen de ganancia a los productores del 30 por ciento.
Considerando que el 90 por ciento de la cosecha es de frijol pinto, dijo que el precio de 12 pesos beneficia en gran medida a los productores duranguenses.
“Incluso, antes no teníamos incentivos, es decir, nos van a pagar 70 centavos por cada kilo que certifiquemos, y aunado nos pagan los 12 pesos una vez certificado, ya que más queremos, esa ayuda es más que suficiente”, afianzó.
Y es que, el entrevistado recordó que antes los campesinos vendían el frijol en greña, es decir, de la cosecha al comercializador o coyote, sin embargo, por una piedra o algunas que se iban, era el pretexto de los acopiadores para castigar el precio del producto.
Los campesinos señalaban que era costoso trasladar la producción para su certificación y eso les mermaba sus ganancias, no obstante, ahora podrán transportarlo sin costo, ya que se entregará un incentivo por cada tonelada.
En este sentido, el director general de Aserca, Hinojosa Ochoa, señaló que de las 18 certificadoras que existen en el país, hay tres en Durango una en el municipio de Guadalupe Victoria, otra en Vicente Guerrero y la otra en la capital.
En estas acopiadoras, se cribará, limpiara y embolsará el producto, para que vaya directamente a los anaqueles de los supermercados. Se destinaron 750 millones de pesos para la compra de la producción de 4 estados productores, Durango, Sinaloa, Zacatecas y Chihuahua.
Finalmente Fernández Domínguez, reveló que debido a que este 2013 los campesinos obtuvieron mejores rendimientos que en años anteriores de hasta 700 kilos por hectárea, cosecharon más toneladas y existe la esperanza de obtener una mejor remuneración a su esfuerzo.