Sofomes y Sofoles las más denunciadas ante la Condusef

En promedio se presentan 120 quejas por mes, añade Francisco Esparza

A diferencia de años anteriores, durante el 2012 y lo que va del 2013, las Sofomes no reguladas, también las reguladas y las Sofoles son las que encabezan la lista de las más demandadas ante la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef), informó el titular de la dependencia, Francisco Esparza Hernández.
Años atrás, las instituciones bancarias eran las que presentaban el mayor número de quejas por múltiples factores, lo que ha venido cambiando ante la proliferación de pequeñas sociedades financieras que, se encargan de dar créditos casi a quien se los solicite.
En este sentido, Esparza Hernández mencionó que la ligereza con que actúan este tipo de negocios, encargados de prestar dinero en efectivo o para compra de autos, viviendas u otras necesidades, es factor fundamental para que más personas interpongan denuncias en su contra.
Es decir, los requisitos que solicitan este tipo de negocios que se encuentran situados en el primer cuadro de la ciudad, como Crédito Relámpago, son muy ligeros y para ellos cualquier persona es sujeta de crédito, aunque no tenga la solvencia suficiente para hacer frente a una deuda que se complica con el cargo de intereses.
Las sofomes (Sociedades financieras de objeto múltiple) y las sofoles (sociedades financieras de objeto limitado), son una opción más de financiamiento debido a que ambos sectores están otorgando créditos a la población que se encuentra desatendida por el sector bancario, o bien, que no tienen acceso al crédito bancario. Están especializadas en un sector o región, lo que les permite atender de manera personalizada a las Pymes o pequeños negocios.
Sin embargo, han abusado de las personas de escasos recursos al otorgarles créditos con mucha facilidad, pero con réditos que incluso son impagables y que en la mayoría de los casos duplican y hasta triplican la deuda contraida originalmente.
Quejas
Las quejas son muy sentidas, ya que estas sociedades cometen irregularidades al realizar los cobros del recurso que reclaman, con métodos prohibidos por la ley, como el acoso, las manezas, la diatriba de sus deudores y las molestias que originan al señalarlos con familiares y compañeros de trabajo.
En cuanto al número de personas que acuden ante la Condusef con una queja, el delegado explica que Durango obtuvo el segundo lugar a nivel centro y norte del país, lo que habla de que a los duranguenses se les dificulta hacer frente a los comprosmisos adquiridos, sin embargo, también se pudo lograr el segundo lugar de resultados a favor del cliente, llegando a un 74 por ciento que logran tener la razón ante la ley, es decir, que el abuso se comprueba en 74 de 100 casos.
En cuanto a las denuncias a istituciones bancarias, las más recurrentes son los cargos indebidos en tarjetas de crédito, y cargos indebidos sin autorización, como las polizas de seguros, que tras las demandas, bancos han tenido que bonificar el total de los cargos que hicieron a los clientes.